miércoles, 17 de febrero de 2010

0232 17/02 Champions: Porto vencio 2-1 a Arsenal

Porto supero por 2-1 a Arsenal en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones y la eliminatoria quedo muy abierta. Los dragones, heridos en su orgullo por su mala situacion en el campeonato luso, saltaron al campo empenados en resolver la eliminatoria lo mas rapido posible y decidieron atacar a la armada inglesa por las bandas. El brasileno Hulk, que reaparecia en competiciones oficiales tras casi dos meses de ausencia, y el portugues Silvestre Varela, un extremo elegante y potente, entraron decididos a encarar a los lentos centrales del conjunto britanico, mermado por ocho ausencias, entre ellas la del portero Almunia y los delanteros Van Persie y Arshavin. Fruto del dominio luso, Varela abrio el marcador en el minuto diez, cuando su centro desde la derecha acabo en las redes con la ayuda del cancerbero del Arsenal Lukasz Fabianski, que erro de forma monumental. No obstante, los gunners, liderados por el espanol Cesc Fabregas, no se desmoralizaron y dieron algunos serios avisos hasta que el veterano central Sol Campbell igualo el encuentro cinco minutos mas tarde con un cabezazo despues del saque de un corner. El empate afecto a los portugueses, que perdieron el ritmo del partido y mostraron su perfil mas vulnerable frente a un ataque ingles que dejo huella de su calidad en acciones de Cesc, del punta danes Bendtner y del frances Nasri. El choque entro en una fase confusa, en la que el Oporto, sin un plan definido, atacaba a rafagas -sobre todo con arrancadas de \Hulk\- y el Arsenal, a pesar de no exhibir un futbol espectacular, daba la sensacion de tener el partido en sus manos. La filosofia del entrenador frances Arsene Wegner -buen trato del balon y transiciones rapidas- es una formula que funciona independientemente de los jugadores que esten sobre el cesped y su puesta en marcha infunde respeto y temor en el adversario. Durante el segundo tiempo, los blanquiazules, inconsistentes en su estilo de juego, entraron en una dinamica peligrosa y empezaron a mostrar notables imprecisiones con la perdida del balon en zonas comprometidas para el guardameta brasileno Helton. Sin embargo, en el peor momento de los lusos, una extrana jugada en el area inglesa significo el segundo gol de los locales. El arbitro pito cesion de Campbell a su portero y, mientras los jugadores del equipo ingles protestaban la decision del colegiado, el Oporto saco la falta con rapidez y el colombiano Radamel Falcao firmo el 2-1. El tanto supuso un balon de oxigeno para el campeon portugues y genero inquietud en las filas britanicas, cuya claridad de ideas se difumino a pasos agigantados ante la impotencia y el enfado de Wenger. El tramo final del partido registro numerosas interrupciones -varios cambios y faltas- que permitieron al Oporto llevarse una pirrica ventaja que debera de defender en el partido de vuelta en Londres.