jueves, 19 de noviembre de 2009

0583 19/11: Sudamericana: LDU goleo 7-0 y es finalista

Con una fiesta de goles, Liga de Quito se clasifico a la final de la Copa Sudamericana, al triturar 7-0 a River Plate de Uruguay, y quedo con la mira puesta en el brasileno Fluminense, con el que disputara la corona del torneo. Esa final sera una reedicion de la Copa Libertadores del 2008 donde los equipos ya se vieron las caras. El club ecuatoriano se corono campeon en el estadio Maracana, y los brasilenos buscaran revancha. El resultado global entre ecuatorianos y uruguayos termino 8-2. En el partido de ida en Montevideo, Liga cayo 2-1 ante un River Plate que termino humillado en los 2.850 metros de altura de la capital ecuatoriana. A Liga le basto un tiempo para definir el encuentro. En la primera etapa marco tres goles. Pero el club ecuatoriano queria mas y para el segundo tiempo llegaron otros cuatro tantos. El goleador argentino Claudio Bieler, que anoto tres de los siete goles, abrio el marcador a los 16 minutos con un tiro penal al centro del arco. El arbitro colombiano Oscar Julian Ruiz sanciono con penal la falta de Diego Sosa sobre Neicer Reasco. El segundo tanto, a los 27 minutos, fue obra del paraguayo Carlos Espinola que como acostumbra, dejo la defensa, se fue al ataque, y remato un tiro libre con un frentazo que el arquero Luciano Dos Santos alcanzo a topar con los dedos sin detener el balon. El joven volante Miller Bolanos convirtio la tercera anotacion en el tiempo de descuento de la primera etapa. Bolanos aprovecho su soledad en el area, fuera del alcance de los uruguayos Mauricio Prieto, Diego Silva y Sergio Bica, y remato de derecha hacia arriba del arco. Para la segunda etapa, Liga no se conformo y siguio mostrando su poder ofensivo, aprovechando el desanimo y desgaste de su rival. Siguio sumando: Edison Mendez marco el cuarto gol a los 56 minutos; Ulises De la Cruz, que reemplazo a Jairo Campos, fue el autor del quinto, a los 77, y Bieler confirmo su talla de maximo goleador de la Copa Sudamericana (con ocho goles) y anoto los dos ultimos, a los 82 y 88. Liga no dio respiro a un equipo cuyo planteamiento tactico, responsabilidad de Juan Ramon Carrasco, no supo contener a su rival, ni imprimir poder ofensivo como fue la intencion inicial. En el primer tiempo, los uruguayos protagonizaron un juego rapido con salidas constantes, sin bajar los brazos ante la insistencia de Liga, pero no les alcanzo para llegar con real peligro al arco de Alexander Dominguez. Sus llegadas fueron pocas e imprecisas.