miércoles, 14 de octubre de 2009

0740 14/10: Eliminatorias: Argentina clasifico al Mundial

El seleccionado argentino vencio 1 a 0 Uruguay, en el estadio Centenario, jugando mal, sin merecer la victoria, pero sumo tres puntos y se clasifico en forma directa al mundial de Sudafrica. El partido se jugo ante una multitud en el estadio Centenario, con un mal arbitraje del paraguayo Carlos Amarilla, quien expulso en el segundo tiempo a Martin Caceres, de Uruguay. Argentina jugo mal, con un Lionel Messi mas frio que la noche, defendiendose todo el partido, pero Uruguay no le encontro la vuelta y por eso toda la alegria fue celeste y blanca en el mitico Centenario. En el arranque del partido Uruguay salio a buscar el partido sobre los dirigidos por Diego Maradona, presionando en todos los sectores de la cancha y generando situaciones de gol. Pese a que todos esperaban ese planteo uruguayo, obligado a ganar para esquivar el repechaje y para no depender del resultado de Ecuador, el equipo argentino parecio sorprendido por esta actitud. En el mismo comienzo del juego Luis Suarez desbordo por la izquierda y llego a estar cara a cara con Sergio Romero, pero el arquero, cada vez mas afianzado como titular, salvo a los de Maradona. A partir de ese momento y hasta los 20 minutos del primer tiempo todo fue de Uruguay, pelota, tiempo, espacios y situaciones. Con los dos puntas, Luis Suarez y Diego Forlan moviendose por todo el frente de ataque, mas el acompanamiento y la presion de los volantes, Uruguay arrincono a Argentina, pero no fue profundo y cuando lo fue fallo en el pase final. Javier Mascherano no podia agarrar la pelota, cuando la tenia Juan Sebastian Veron no tenia opcion de pase y los volantes abiertos, Jonas Gutierrez y µngel Di Maria, iban y venian sin ton ni son por las bandas, corriendo el aire. Asi Lionel Messi y Gonzalo Higuain, quienes siempre se trataron de mostrar, fueron \deglutidos\ por el fondo uruguayo, que con Diego Lugano a la cabeza se torno inexpugnable. Pero esa presion del local comenzo a mermar a medida que crecieron Veron y Mascherano, Martin Demichelis y Rolando Schiavi se ordenaron, Di Maria insinuo y el partido se emparejo. Argentina se adelanto en el campo de juego y ya el asedio de Uruguay no fue el mismo y comenzo a ganar el nerviosismo y la tension en el estadio Centenario. Por eso, el primer tiempo finalizo en cero, con mal juego, con un equipo con ambiciones, el local, y otro temeroso, el visitante, pero que hasta ahi estaba logrando el objetivo. En el inicio del segundo tiempo Argentina se paro mas adelante, con Mascherano y Veron parados en campo contrario y Uruguay llegando con remates de larga distancia, como uno de Forlan que Romero siguio bien de cerca paralizando los corazones de los argentinos en el Centenario. Y a los dos minutos hubo un quiebre, primero con la explosion del estadio con gol de Chile ante Ecuador, y despues con el reclamo de las dos parcialidades, que viendo que sus equipos no jugaban a nada pidieron cambios. Los uruguayos reclamaron a viva voz la presencia del Cebolla Rodriguez y los argentinos pidieron la presencia de Martin Palermo. El juego era tan malo que los nervios y la tension pasaron a segundo plano, para que comience a ganar la decepcion por el pauperrimo espectaculo. Con el correr de los minutos los uruguayos comenzaron a desesperarse y Argentina en la contra tenia espacios y la sensacion de todos en el Centenario era en ese momento que si Messi se despertaba se terminaba la historia de este clasico sudamericano. A los 30 minutos del segundo tiempo Maradona marco que buscaria para el ultimo cuarto de hora del partido, porque saco a Di Maria, de los pocos que iban para delante, y mando a la cancha a un lateral que cada vez que jugo de volante lo hizo mal, Fabian Monzon. Desde la tribuna los hinchas argentinos reclamaban a los gritos la presencia de Palermo, pensando que con el goleador de Boca el seleccionado nacional jugaria a lo grande, como marca su historia, atacando, perdiendo o ganando, como dice el dicho, con las botas puestas. Pero Maradona saco de la cancha a Higuain y mando a Mario Bolatti, cuya presencia se imponia pero no por el centrodelantero. Sin embargo, el futbol tiene cosas impredecibles y entonces Caceres le cometio una falta de amarilla a Jonas, recibio la segunda amonestacion, fue expulsado y de ese tiro libre llego el gol de Bolatti, quien con los ojos bien abiertos dentro del area mando la pelota suavemente al fondo de la red. Argentina fue ese gol de Bolatti y nada mas. Jugo en el Centenario como si no tuviera historia, pero le alcanzo para clasificarse, despues de las dudas, al mundial de Sudafrica.