domingo, 22 de febrero de 2009

0727 22/2 - Clausura 09: Argentinos 2 - San Martin (T) 2

El equipo que dirige Carlos Roldan empató 2 a 2, en el estadio Diego Armando Maradona. Un comienzo del encuentro donde los dos elencos se estudiaban minuciosamente. Ademas los dos se mostraban muy prolijos con el trato del balon. El conjunto tucumano con el doble cinco de Marcelo Perugini con Facundo Pérez Castro se aduenaron del mediocampo. Pero el mapa de juego para Argentinos cambio a los treinta minutos, una dura falta de Nestor Ortigoza sobre Perez Castro, la cual dieron el pie al arbitro Sergio Pezzotta para expulsarlo. Pero a los 38, se fue expulsado Cristian Canio, tras una dura entrada al defensor Mauro Bogado. Los dos equipos con uno menos, y un discreto encuentro, cerraban un buen primer tiempo, en el cual, Argentinos extrano a Hauche y Pavlovich. Por otra parte, los tucumanos sufrian la ausencia, en el campo, de Daniel Vega y del expulsado Canio. En la segunda etapa todo fue de Argentinos, con mayor actitud y mejor juego con Penalba como abanderado. A los catorce minutos una buena jugada de Hauche que deja en el camino a dos defensores remata suavemente y Juan Ojeda de taco y de espaldas al arco, le daban la primera victoria al conjunto local. Con el marcador en contra, Carlos Roldan, decidio mandar al campo de juego dos delanteros, uno de ellos Nicolas Herrera y el otro Gustavo Ibanez, algo que cambiaria el tramite del partido. Asi fue como a los 25minutos, Herrera, tomo la pelota afuera del area y remato de zurda, la pelota paso por abajo a Sebastian Torrico y empate Santo. A partir del empate las cosas se tornaron de ida y vuelta, y tras un tiro de esquina para Argentinos, una falla en la defensa visitante, aparecio Ignacio Canuto para lograr el 2-1. Parecia que Argentinos se llevaria la primera victoria en el torneo, pero no fue asi y con cuatro minutos de adicion, Gustavo Ibanez recibio una pelota, tras un mal rechazo de la defensa local y remato por sobre las piernas de Torrico, quien se tiro con sus piernas hacia delante y no pudo evitar la caida de su valla.