domingo, 14 de junio de 2009

0253 14/6 - Clausura: Central 2 - Argentinos 1

Rosario Central logro salvarse del descenso directo tras superar como local 2-1 a Argentinos, que conto con el debut de Claudio Borghi como entrenador, en un partido valido por la decimoseptima fecha del Clausura. Pablo Lima, a los 14 minutos, e Ivan Moreno y Fabianesi, a los 33, ambos en el complemento, anotaron los goles del equipo ganador, que de todas maneras continua en zona de Promocion. En tanto, Nestor Ortigoza, de penal, a los 40 del mismo periodo, desconto para Argentinos, que sigue ultimo en la tabla. Central aprovecho sus ocasiones en el segundo tiempo y facturo cuando era superior a un elenco de La Paternal que tuvo su tiempo de gloria en los 45 minutos iniciales, aunque fallo en la definicion. En el primer tiempo, Argentinos tuvo las ocasiones mas peligrosas para abrir el marcador, de la mano de Gabriel Hauche, pero entre Jorge Broun y algo de fortuna salvaron al Canalla. A los 23 minutos Hauche toco el balon ante la salida del arquero y Nahuel Valentini salvo en la linea, mientras que a los 35 minutos el ex Temperley saco un remate desde afuera y la pelota se estrello en el palo. Ya a los 41, Argentinos tuvo otra posibilidad para convertir el 1-0, pero Broun lo evito con una doble atajada, primero ante Gabriel Penalba y luego frente a Hauche. En el complemento, Central cambio su postura y salio mas decidido a mirar el arco de enfrente y a los 14 minutos encontro el gol con un tiro libre de Lima desde la derecha. A partir de ese momento se torno un partido de ida y vuelta, aunque el predominio se inclinaba en favor de Rosario Central, porque era el que mas facil y con mas frecuencia llegaba al arco rival. A los 33 minutos el local logro establecer el 2-0 por intermedio de Moreno y Fabianesi con un toque ante la salida de Torrico, tras una gran jugada colectiva. Argentinos le puso algo de suspenso al triunfo del anfitrion porque desconto mediante un penal de Ortigoza, pero finalmente los dirigidos por Miguel Angel Russo celebraron la victoria.