miércoles, 19 de agosto de 2009

0972 19/8 - Sudamericana: River 1 - Lanus 2

La historia se empena en repetirse. Las luces intentaron asomar y las sombras parecian quedar en el pasado. Pero a este River le cuesta mucho desprenderse del que fue hasta hace no tanto: el Millonario ganaba bien, pero Lanus se lo dio vuelta, le gano 2-1 sobre la hora y quedo muy cerca de seguir en la Sudamericana. La incognita en el Monumental pasaba por saber que habia podido modificar Gorosito de la endeble maqueta del semestre anterior, con casi los mismos materiales. Y en la primera parte, si bien se vieron algunas mejorias -sobre todo desde la voluntad-, al conjunto de Nunez le costo mucho recuperar la pelota en la zona de creacion y dio algunas ventajas en el fondo. Sin embargo, con una buena actuacion de Ferrari, mas la aceleracion de un resurgido Buonanotte y la sola presencia (con todo lo que eso representa) de Ortega, el local se las arreglo para complicar en mas de una ocasion a Caranta. Pero a River le falto la ultima puntada, y en buena parte fue porque Fabbiani estaba en otro canal: fastidioso, el Ogro jugaba lejos de la zona de fuego y no pesaba dentro del area. Incluso, el punta se perdio la mas clara del Millonario: a los 15, el Burrito lo dejo mano a mano con el arquero, pero la pelota se le enredo entre las piernas y lo atoraron. Y Lanus, con la explosion de Salvio por derecha y la inteligencia de Blanco por izquierda, ganaba la batalla por la media cancha y tenia las mejores oportunidades: a los 9’ Ledesma anticipo en el primer palo tras un corner y la pelota dio en el palo; y 10 minutos despues, Blanco asistio magistralmente a Salvio y Vega tapo barbaro abajo. Pero en la segunda mitad, la historia cambio. Al reves. Desde el arranque del complemento, River desarmo el circuito de juego del Granate y se planto en campo rival. El mediocampo empezo a recuperar, Buonanotte se hizo cargo de la conduccion, el ingreso de Gallardo aporto juego y Fabbiani entendio cual era el juego. A los 23’, el delantero recibio dentro del area grande, giro y clavo la pelota contra el palo de Caranta. El equipo de Pipo ganaba, jugaba mejor e iba por mas. Pero cuando el partido comenzaba a enfriarse, Ledesma metio un pase filoso para la diagonal de Salvio, que sacudio de primera cruzado y puso el 1-1. Y ahi volvio el River del primer semestre: el local no encontro mas los caminos y Lanus aprovecho en una contra sobre el final para dar vuelta el encuentro y dejar la serie con todo a su favor.